Triduo o Novena Breve a un Santo o una Santa

Por la señal de la Santa Cruz, …

Para que nuestra oración sea más eficaz delante de Dios nuestro Señor, y pueda el glorioso san (o santa) N. interponer su valiosa intercesión ante su Divina Majestad, pidamos
humildemente perdón de nuestras faltas y pecados, haciendo con todo fervor un Acto de
contrición.

ORACIÓN PREPARATORIA

Glorioso(a) san(ta) N, a vos acudimos, llenos de confianza en vuestra intercesión.

Nos sentimos atraídos a ti con una especial devoción, y sabemos que nuestras súplicas serán más agradables a Dios, Nuestro Señor, si tú, que tan amado (a), eres de Él, se las presentas.

Tu caridad, reflejo admirable de la de Dios, te inclina a socorrer toda miseria, a consolar toda pena y a complacer todo deseo y necesidad, si ello ha de ser provechoso para nuestra alma.

Mira, pues, nuestras miserias y penas, nuestros trabajos y necesidades, nuestros buenos deseos, y alcánzanos que aseguremos cada día más nuestra eterna salvación con la práctica de las buenas obras y la imitación de vuestras virtudes.

Y, en particular, te pedimos que nos alcances de Dios la gracia especial que, por esta devota novena (triduo), esperamos confiadamente conseguir.

Amén

SÚPLICAS A LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Padre Eterno, que quisiste manifestar Tu Omnipotencia en los Santos por sus prodigios y virtudes y por su fortaleza en el empleo de su vida en vuestro servicio: haz que nosotros sepamos vencer con constancia todas las tentaciones y que nunca, durante nuestra vida, nos aleje de Ti el pecado

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Hijo Unigénito, que quisiste manifestar tu sabiduría infinita en los Santos, comunicándoles Tus Inspiraciones y Tu Luz, haz que nosotros, con tu gracia y auxilio, practiquemos todas las virtudes y crezcamos cada día en santidad y perfección.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Espíritu Santo, que quisiste manifestar la unción de vuestro amor en los Santos, derramando sobre su alma Vuestros Dones y Vuestros Frutos, haz que sepamos amarte, sobre todas las cosas, y al prójimo como a nosotros mismos, sin faltar jamás por nada a la caridad.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

V. Ruega por nosotros san (o santa) N.

R. Para que seamos dignos de laspromesas de Jesucristo.

ORACIÓN FINAL

Te suplicamos, Señor Dios Nuestro, que por la intercesión de san (o santa) N., cuyas virtudes veneramos aquí en la tierra, seamos dignos un día de ser contados, juntos con él (o ella), entre los Santos del Cielo.

Por Jesucristo, Nuestro Señor.

R. Amén

5 minutos al día que cambiarán tu vida