Oración a la Virgen del Carmen

Virgen Inmaculada y Reina del Carmelo, Vos sois esperanza del que sufre, consuelo del afligido, amparo en la tribulación, luz en las dificultades, fuerza en la tentación y suavidad en toda clase de penas.

Nosotros, vuestros hijos y cofrades, acudimos a Vos como a la más buena de las madres, confiados en vuestra misericordia y en la redención de vuestro Hijo, Jesús.

Escuchad, oh Madre, nuestras súplicas que confiadamente elevamos a vuestro Purísimo Corazón y concedednos las gracias y favores que siempre disponéis para todos aquellos que están consagrados a Vos por el Santo Escapulario.

Amén

5 minutos al día que cambiarán tu vida