Oración de un Hombre Enfermo (Cardenal Cushing)

Necesitaba paz, y Él me llevó aparte, a una penumbra donde tener nuestras confidencias.

Lejos del tráfago en el que, todos los días, me afanaba y preocupaba cuando me creía hábil y fuerte.

Necesitaba paz, aunque al principio, me rebelé.

Pero suave, muy suavemente, Él sostuvo mi cruz, Y, dulcemente, me susurró cosas espirituales.

Mi cuerpo estaba débil, pero mí espíritu voló a una altura jamás soñada cuando me creía fuerte y feliz.

Suavemente me amó y arrebató lejos.

Necesitaba paz, no la prisión de mi lecho, sino un hermoso valle de abundancia, un lugar donde enriquecerme y ocultarme en Jesús.

Necesitaba paz, y Él me llevó aparte.

5 minutos al día que cambiarán tu vida