Oración de Ofrecimiento

Te hago, Jesús, la entrega de mí mismo, tal como soy, con lo que poseo, entregándote mis penas, mis sinsabores y mis inquietudes; entregándote también las intenciones y necesidades mías, las de mis seres queridos, como también las de todas las personas que se encomiendan a mis oraciones.

Las encerraré todas en Tu Corazón Misericordioso, por medio de mi Madre Santísima, para que sean restituidas y convertidas en lluvias de Gracias.

Amén

5 minutos al día que cambiarán tu vida