Oración de los Esposos

Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones, habita y reina en los nuestros y haz, por tu gracia, que nos amemos verdaderamente como Tú amaste a tu Esposa la Iglesia, y te entregaste por ella.

Concédenos la mutua caridad y cristiana indulgencia que tanto te agrada, y paciencia mutua en sobrellevar nuestros defectos, porque estamos persuadidos que ninguna criatura está sin ellos.

No permitas que padezca detrimento la concordia de las almas, fundamento de la mutua ayuda en las necesidades de la vida.

Haz, Señor, que entre nosotros reine un constante empeño por llevar una vida cristiana, gracias a la cual brille en ella la imagen de tu desposorio místico con la Iglesia que te dignaste imprimir en nosotros el día de nuestra unión.

Concédenos, te rogamos, que el buen ejemplo de nuestra vida, pueda servir a nuestros hijos de estímulo para conformar su vida a tu santa ley y, por fin, después de este destierro, subamos al cielo, donde, con el favor de tu gracia que pedimos con fervor, vivamos para siempre con ellos y merezcamos alabarte y bendecirte eternamente.

Amén

5 minutos al día que cambiarán tu vida