Novena al Espíritu Santo

Día 1

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Ante vuestra presencia postrado, ¡Soberano Espíritu de paz, de reconciliación y de todo consuelo!, humildemente te pido perdón de mis culpas y la gracia de un verdadero arrepentimiento.

Dones especiales de vuestra misericordia son la luz para bien conocerlas y discernirlas; el impulso del alma para convenientemente rechazarlas; el firme propósito actual para nunca más volver a cometerlas; la fortaleza y perseverancia para el cumplimiento de tal resolución hasta el fin de la vida.

Concededlos, Espíritu Divino, a nuestro humilde ruego, como también el fervor y devoción convenientes para emplearlos en honor vuestro y bien de la santa Iglesia, en este piadoso ejercicio.

Amén

REFLEXIÓN DEL DÍA

Es el dogma del Espíritu Santo uno de los fundamentales en nuestra fe católica, sin cuya creencia y explícita profesión no puede salvarse el adulto, pues pertenece al número de las verdades que se llaman «de necesidad de medio».

Por este dogma estamos obligados a creer y profesar que el Espíritu Santo es la tercera persona de la Santísima Trinidad, igual al Padre y al Hijo, de quienes procede por amor, y con quienes constituye indivisible unidad de divina Naturaleza.

Intención personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

¡Espíritu Divino!

Por los méritos de Jesucristo y la intercesión de tu Esposa, Santa María, te suplicamos, vengas a nuestros corazones y nos comuniques la plenitud de tus dones, para que, iluminados y confortados por ellos, vivamos según tu voluntad, y muriendo entregados a tu amor, merezcamos cantar eternamente tus infinitas misericordias.

Amén

Puede terminarse con el «Veni Creator».

Día 2

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Ante vuestra presencia postrado, ¡Soberano Espíritu de paz, de reconciliación y de todo consuelo!, humildemente te pido perdón de mis culpas y la gracia de un verdadero arrepentimiento.

Dones especiales de vuestra misericordia son la luz para bien conocerlas y discernirlas; el impulso del alma para convenientemente rechazarlas; el firme propósito actual para nunca más volver a cometerlas; la fortaleza y perseverancia para el cumplimiento de tal resolución hasta el fin de la vida.

Concededlos, Espíritu Divino, a nuestro humilde ruego, como también el fervor y devoción convenientes para emplearlos en honor vuestro y bien de la santa Iglesia, en este piadoso ejercicio.

Amén

REFLEXIÓN DEL DÍA

El dogma del Espíritu Santo lo confesamos cuando decimos: «En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo».

También cuando rezamos el «Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo».

En el Credo: «Creemos en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los Profetas».

Intención personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

¡Espíritu Divino!

Por los méritos de Jesucristo y la intercesión de tu Esposa, Santa María, te suplicamos, vengas a nuestros corazones y nos comuniques la plenitud de tus dones, para que, iluminados y confortados por ellos, vivamos según tu voluntad, y muriendo entregados a tu amor, merezcamos cantar eternamente tus infinitas misericordias.

Amén

Puede terminarse con el «Veni Creator».

Día 3

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Ante vuestra presencia postrado, ¡Soberano Espíritu de paz, de reconciliación y de todo consuelo!, humildemente te pido perdón de mis culpas y la gracia de un verdadero arrepentimiento.

Dones especiales de vuestra misericordia son la luz para bien conocerlas y discernirlas; el impulso del alma para convenientemente rechazarlas; el firme propósito actual para nunca más volver a cometerlas; la fortaleza y perseverancia para el cumplimiento de tal resolución hasta el fin de la vida.

Concededlos, Espíritu Divino, a nuestro humilde ruego, como también el fervor y devoción convenientes para emplearlos en honor vuestro y bien de la santa Iglesia, en este piadoso ejercicio.

Amén

REFLEXIÓN DEL DÍA

La primera manifestación del Espíritu Santo se hizo en figura de Paloma sobre el Divino Salvador, cuando fue este bautizado en las aguas del Jordán, según nos cuentan los Evangelios.

Pero de un modo más público y solemne se verificó sobre los apóstoles, reunidos con María Santísima en el Cenáculo de Jerusalén, en forma de lenguas de fuego, el día de Pentecostés.

En el Libro de los Hechos de los Apóstoles se nos cuenta la transformación realizada en los Apóstoles y en los primeros cristianos al recibir el Espíritu Santo.

Intención personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

¡Espíritu Divino!

Por los méritos de Jesucristo y la intercesión de tu Esposa, Santa María, te suplicamos, vengas a nuestros corazones y nos comuniques la plenitud de tus dones, para que, iluminados y confortados por ellos, vivamos según tu voluntad, y muriendo entregados a tu amor, merezcamos cantar eternamente tus infinitas misericordias.

Amén

Puede terminarse con el «Veni Creator».

Día 4

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Ante vuestra presencia postrado, ¡Soberano Espíritu de paz, de reconciliación y de todo consuelo!, humildemente te pido perdón de mis culpas y la gracia de un verdadero arrepentimiento.

Dones especiales de vuestra misericordia son la luz para bien conocerlas y discernirlas; el impulso del alma para convenientemente rechazarlas; el firme propósito actual para nunca más volver a cometerlas; la fortaleza y perseverancia para el cumplimiento de tal resolución hasta el fin de la vida.

Concededlos, Espíritu Divino, a nuestro humilde ruego, como también el fervor y devoción convenientes para emplearlos en honor vuestro y bien de la santa Iglesia, en este piadoso ejercicio.

Amén

REFLEXIÓN DEL DÍA

Los Dones del Espíritu Santo son siete: Sabiduría, Entendimiento, Consejo, Fortaleza, Ciencia, Piedad y Temor de Dios.

Sabiduría, es el Don por el que juzgamos acertadamente de las cosas pertenecientes a nuestro último fin y salvación.

Entendimiento, es el Don para conocer los misterios de la fe y las verdades de ella que enseña la Santa Iglesia.

Consejo, es el Don para dirigirnos prudentemente según Dios, en los pasos difíciles de la vida presente, en orden a la eterna.

Intención personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

¡Espíritu Divino!

Por los méritos de Jesucristo y la intercesión de tu Esposa, Santa María, te suplicamos, vengas a nuestros corazones y nos comuniques la plenitud de tus dones, para que, iluminados y confortados por ellos, vivamos según tu voluntad, y muriendo entregados a tu amor, merezcamos cantar eternamente tus infinitas misericordias.

Amén

Puede terminarse con el «Veni Creator».

Día 5

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Ante vuestra presencia postrado, ¡Soberano Espíritu de paz, de reconciliación y de todo consuelo!, humildemente te pido perdón de mis culpas y la gracia de un verdadero arrepentimiento.

Dones especiales de vuestra misericordia son la luz para bien conocerlas y discernirlas; el impulso del alma para convenientemente rechazarlas; el firme propósito actual para nunca más volver a cometerlas; la fortaleza y perseverancia para el cumplimiento de tal resolución hasta el fin de la vida.

Concededlos, Espíritu Divino, a nuestro humilde ruego, como también el fervor y devoción convenientes para emplearlos en honor vuestro y bien de la santa Iglesia, en este piadoso ejercicio.

Amén

REFLEXIÓN DEL DÍA

Los otros cuatro dones son: Fortaleza, que es el Don para vencer las tentaciones y dificultades que se ofrecen en el camino de la virtud.

Ciencia, es el Don para saber discernir los medios más aptos para el cumplimiento de los deberes de cada cual según su estado.

Piedad, es el Don para buscar en todo el mejor servicio de Dios y dedicarse a las obras de Él y de caridad en el prójimo.

Temor de Dios, que es Don por el que aborrecemos todo pecado por el respeto que nos merece la Divina Majestad y su justo juicio.

Intención personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

¡Espíritu Divino!

Por los méritos de Jesucristo y la intercesión de tu Esposa, Santa María, te suplicamos, vengas a nuestros corazones y nos comuniques la plenitud de tus dones, para que, iluminados y confortados por ellos, vivamos según tu voluntad, y muriendo entregados a tu amor, merezcamos cantar eternamente tus infinitas misericordias.

Amén

Puede terminarse con el «Veni Creator».

Día 6

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Ante vuestra presencia postrado, ¡Soberano Espíritu de paz, de reconciliación y de todo consuelo!, humildemente te pido perdón de mis culpas y la gracia de un verdadero arrepentimiento.

Dones especiales de vuestra misericordia son la luz para bien conocerlas y discernirlas; el impulso del alma para convenientemente rechazarlas; el firme propósito actual para nunca más volver a cometerlas; la fortaleza y perseverancia para el cumplimiento de tal resolución hasta el fin de la vida.

Concededlos, Espíritu Divino, a nuestro humilde ruego, como también el fervor y devoción convenientes para emplearlos en honor vuestro y bien de la santa Iglesia, en este piadoso ejercicio.

Amén

REFLEXIÓN DEL DÍA

Además de los Dones del Espíritu Santo, están los Frutos del Espíritu Santo, que son cómo el resultado práctico de dichos Dones.

Según doctrina de San Pablo son doce y se enumeran por el orden siguiente: Caridad, Gozo, Paz, Paciencia, Longanimidad, Bondad, Benignidad, Mansedumbre, Fe, Modestia, Continencia y Castidad.

Caridad, es el amor sobrenatural a Dios y a nuestros hermanos, y es como la raíz y alma de toda otra virtud y obra buena.

Gozo, es la interior consolación que sienten los justos en el divino servicio, como anticipada recompensa de él.

Paz, es el dominio y señorío del hombre espiritual sobre sus apetitos y pasiones.

Intención personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

¡Espíritu Divino!

Por los méritos de Jesucristo y la intercesión de tu Esposa, Santa María, te suplicamos, vengas a nuestros corazones y nos comuniques la plenitud de tus dones, para que, iluminados y confortados por ellos, vivamos según tu voluntad, y muriendo entregados a tu amor, merezcamos cantar eternamente tus infinitas misericordias.

Amén

Puede terminarse con el «Veni Creator».

Día 7

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Ante vuestra presencia postrado, ¡Soberano Espíritu de paz, de reconciliación y de todo consuelo!, humildemente te pido perdón de mis culpas y la gracia de un verdadero arrepentimiento.

Dones especiales de vuestra misericordia son la luz para bien conocerlas y discernirlas; el impulso del alma para convenientemente rechazarlas; el firme propósito actual para nunca más volver a cometerlas; la fortaleza y perseverancia para el cumplimiento de tal resolución hasta el fin de la vida.

Concededlos, Espíritu Divino, a nuestro humilde ruego, como también el fervor y devoción convenientes para emplearlos en honor vuestro y bien de la santa Iglesia, en este piadoso ejercicio.

Amén

REFLEXIÓN DEL DÍA

La Paciencia, es el valor en el sufrimiento, y aún el deseo de arrostrarlo más y más en vista de las eternas recompensas y el bien de los hermanos.

La Longanimidad es el quinto de los Frutos del Espíritu Santo, y significa la firme esperanza y completa seguridad de los justos en las promesas de Dios Nuestro Señor.

La Bondad es el deseo que tienen los justos de hacer bien a todos, y de que se propague y difunda dicho bien aún a costa de los mayores sacrificios.

Intención personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

¡Espíritu Divino!

Por los méritos de Jesucristo y la intercesión de tu Esposa, Santa María, te suplicamos, vengas a nuestros corazones y nos comuniques la plenitud de tus dones, para que, iluminados y confortados por ellos, vivamos según tu voluntad, y muriendo entregados a tu amor, merezcamos cantar eternamente tus infinitas misericordias.

Amén

Puede terminarse con el «Veni Creator».

Día 8

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Ante vuestra presencia postrado, ¡Soberano Espíritu de paz, de reconciliación y de todo consuelo!, humildemente te pido perdón de mis culpas y la gracia de un verdadero arrepentimiento.

Dones especiales de vuestra misericordia son la luz para bien conocerlas y discernirlas; el impulso del alma para convenientemente rechazarlas; el firme propósito actual para nunca más volver a cometerlas; la fortaleza y perseverancia para el cumplimiento de tal resolución hasta el fin de la vida.

Concededlos, Espíritu Divino, a nuestro humilde ruego, como también el fervor y devoción convenientes para emplearlos en honor vuestro y bien de la santa Iglesia, en este piadoso ejercicio.

Amén

REFLEXIÓN DEL DÍA

La Benignidad es apacibilidad de carácter, suavidad de trato, blandura de condición, para atraer a todos los hombres a la verdad y al bien, y cautivarlos en obsequio de Nuestro Señor.

La Mansedumbre es freno en las impaciencias y ardores de cualquier pasión, hasta el mismo celo por Dios, cuando lo exige la discreción y prudencia, para que no se comprometan con algún desorden sus mismos divinos intereses.

La Fe, que es firme lealtad a Dios y al prójimo, no faltando a ambos en lo que se les debe o por razón de estricta justicia o por razón de caridad.

Intención personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

¡Espíritu Divino!

Por los méritos de Jesucristo y la intercesión de tu Esposa, Santa María, te suplicamos, vengas a nuestros corazones y nos comuniques la plenitud de tus dones, para que, iluminados y confortados por ellos, vivamos según tu voluntad, y muriendo entregados a tu amor, merezcamos cantar eternamente tus infinitas misericordias.

Amén

Puede terminarse con el «Veni Creator».

Día 9

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Ante vuestra presencia postrado, ¡Soberano Espíritu de paz, de reconciliación y de todo consuelo!, humildemente te pido perdón de mis culpas y la gracia de un verdadero arrepentimiento.

Dones especiales de vuestra misericordia son la luz para bien conocerlas y discernirlas; el impulso del alma para convenientemente rechazarlas; el firme propósito actual para nunca más volver a cometerlas; la fortaleza y perseverancia para el cumplimiento de tal resolución hasta el fin de la vida.

Concededlos, Espíritu Divino, a nuestro humilde ruego, como también el fervor y devoción convenientes para emplearlos en honor vuestro y bien de la santa Iglesia, en este piadoso ejercicio.

Amén

REFLEXIÓN DEL DÍA

La Modestia, que significa enfrentamiento de los arranques de amor propio, deseo de huir de vanas alabanzas y de evitar la publicidad de las buenas acciones, cuando otra cosa no exija el mayor servicio de Dios.

La Continencia, que es templanza y moderación en el uso de las cosas exteriores, aún de placer, como de honra y de riquezas, dentro de lo mismo que permite la Divina Ley.

La Castidad, que es apartamiento absoluto de toda sensualidad impura, según a cada estado corresponde, a tenor de los dictámenes de la Ley de Dios o por el deseo de mayor perfección.

Tales son los Frutos del Espíritu Santo, cuyo conjunto en el vocabulario cristiano se llama Santidad.

Intención personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

¡Espíritu Divino!

Por los méritos de Jesucristo y la intercesión de tu Esposa, Santa María, te suplicamos, vengas a nuestros corazones y nos comuniques la plenitud de tus dones, para que, iluminados y confortados por ellos, vivamos según tu voluntad, y muriendo entregados a tu amor, merezcamos cantar eternamente tus infinitas misericordias.

Amén

Puede terminarse con el «Veni Creator».

5 minutos al día que cambiarán tu vida