Novena a San Judas Tadeo

Día 1

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Que mi voluntad esté a la tuya rendida,
así conoceré la medida de la mejor libertad.

Venid, Señor, y toma las riendas de mi albedrío,
de tu mano me fío y a tu mano me entrego,
que es poco lo que me niego si yo soy tu y vos mío.

Que a fuerza de amor humano me abrase en amor divino.

La santidad sea camino que vaya de mí hacia mi hermano.

Que me dé sin tender la mano para cobrar un favor;
que me dé en salud y en dolor a todos, de tal suerte
que un día me encuentre la muerte sin nada más que el amor.

REFLEXIÓN DEL DÍA

Judas celebra su fiesta el 28 de octubre junto con Simón, llamado el Zelotes. Muy poco se sabe de Judas por la Escritura; que fue uno de los Doce, tal vez hermano de Santiago el Menor, citado en la lista apostólica en penúltimo lugar, inmediatamente antes del traidor.

Su sobrenombre era Tadeo y fue el apóstol que preguntó al Señor en la última cena por qué se manifestaba a sus discípulos y no al mundo (Juan, 14, 22).

Se supone que tras la muerte de Jesús predicó el cristianismo en Siria y Mesopotamia, y quizá murió en Persia con san Simón, martirizado a golpes de maza.

Intencón personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

Proclamamos, Señor, que sólo Tú eres santo, sólo Tú eres bueno y nadie puede serlo sin tu gracia; por eso te pedimos que, mediante la intercesión de San.Judas Tadeo, nos ayudes a vivir de tal forma en el mundo, que nunca nos veamos privados de la gloria.

Por Cristo nuestro Señor.

Amén

Día 2

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Que mi voluntad esté a la tuya rendida,
así conoceré la medida de la mejor libertad.

Venid, Señor, y toma las riendas de mi albedrío,
de tu mano me fío y a tu mano me entrego,
que es poco lo que me niego si yo soy tu y vos mío.

Que a fuerza de amor humano me abrase en amor divino.

La santidad sea camino que vaya de mí hacia mi hermano.

Que me dé sin tender la mano para cobrar un favor;
que me dé en salud y en dolor a todos, de tal suerte
que un día me encuentre la muerte sin nada más que el amor.

REFLEXIÓN DEL DÍA

Judas es el patrón de las causas desesperadas.

Durante la antigüedad y casi toda la Edad Media fue un santo ignorado, quizá porque repelía su nombre funesto – homónimo a Judas el Iscariote – , pero en el siglo XIV santa Brígida de Suecia contó en sus revelaciones que el Salvador le había instado a dirigirse con confianza a san Judas, y desde entonces pasó a tener una grande veneración.

Intencón personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

Proclamamos, Señor, que sólo Tú eres santo, sólo Tú eres bueno y nadie puede serlo sin tu gracia; por eso te pedimos que, mediante la intercesión de San.Judas Tadeo, nos ayudes a vivir de tal forma en el mundo, que nunca nos veamos privados de la gloria.

Por Cristo nuestro Señor.

Amén

Día 3

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Que mi voluntad esté a la tuya rendida,
así conoceré la medida de la mejor libertad.

Venid, Señor, y toma las riendas de mi albedrío,
de tu mano me fío y a tu mano me entrego,
que es poco lo que me niego si yo soy tu y vos mío.

Que a fuerza de amor humano me abrase en amor divino.

La santidad sea camino que vaya de mí hacia mi hermano.

Que me dé sin tender la mano para cobrar un favor;
que me dé en salud y en dolor a todos, de tal suerte
que un día me encuentre la muerte sin nada más que el amor.

REFLEXIÓN DEL DÍA

Siglos atrás sus reliquias se veneraban en Reims y Toulouse, y su culto llegó a ser muy popular en Polonia, donde abundaban los Tadeos, pero san Judas (que probablemente no es el autor de la epístola que se le atribuye en el Nuevo Testamento) es sobre todo la última tabla de salvación para los que ya no esperan nada, más allá de la esperanza aún está él.

Intencón personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

Proclamamos, Señor, que sólo Tú eres santo, sólo Tú eres bueno y nadie puede serlo sin tu gracia; por eso te pedimos que, mediante la intercesión de San.Judas Tadeo, nos ayudes a vivir de tal forma en el mundo, que nunca nos veamos privados de la gloria.

Por Cristo nuestro Señor.

Amén

Día 4

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Que mi voluntad esté a la tuya rendida,
así conoceré la medida de la mejor libertad.

Venid, Señor, y toma las riendas de mi albedrío,
de tu mano me fío y a tu mano me entrego,
que es poco lo que me niego si yo soy tu y vos mío.

Que a fuerza de amor humano me abrase en amor divino.

La santidad sea camino que vaya de mí hacia mi hermano.

Que me dé sin tender la mano para cobrar un favor;
que me dé en salud y en dolor a todos, de tal suerte
que un día me encuentre la muerte sin nada más que el amor.

REFLEXIÓN DEL DÍA

Hermoso patronazgo el de S.Judas, abogado de las causas que uno mismo declara perdidas, «es más final que la desesperación y sólo sana a los que mueren. Es Judas quien tirando de un solo cabello salva y mete en el Cielo al literato, al asesino y a la prostituta».

Intencón personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

Proclamamos, Señor, que sólo Tú eres santo, sólo Tú eres bueno y nadie puede serlo sin tu gracia; por eso te pedimos que, mediante la intercesión de San.Judas Tadeo, nos ayudes a vivir de tal forma en el mundo, que nunca nos veamos privados de la gloria.

Por Cristo nuestro Señor.

Amén

Día 5

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Que mi voluntad esté a la tuya rendida,
así conoceré la medida de la mejor libertad.

Venid, Señor, y toma las riendas de mi albedrío,
de tu mano me fío y a tu mano me entrego,
que es poco lo que me niego si yo soy tu y vos mío.

Que a fuerza de amor humano me abrase en amor divino.

La santidad sea camino que vaya de mí hacia mi hermano.

Que me dé sin tender la mano para cobrar un favor;
que me dé en salud y en dolor a todos, de tal suerte
que un día me encuentre la muerte sin nada más que el amor.

REFLEXIÓN DEL DÍA

Claudel invoca a San Judas en un poema lleno de emoción y de sentido:

«Que el que no se atreva a llamar a María o a algún célebre intercesor
nombre al menos al oscuro andarín que evangeliza las tinieblas;
pues, aun siendo el último, Jesús también le hizo apóstol;
su cosecha es el grano perdido que desdeñan los demás.

Su jornada sólo empieza al anochecer, él sólo contrata en la hora undécima».

Intencón personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

Proclamamos, Señor, que sólo Tú eres santo, sólo Tú eres bueno y nadie puede serlo sin tu gracia; por eso te pedimos que, mediante la intercesión de San.Judas Tadeo, nos ayudes a vivir de tal forma en el mundo, que nunca nos veamos privados de la gloria.

Por Cristo nuestro Señor.

Amén

Día 6

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Que mi voluntad esté a la tuya rendida,
así conoceré la medida de la mejor libertad.

Venid, Señor, y toma las riendas de mi albedrío,
de tu mano me fío y a tu mano me entrego,
que es poco lo que me niego si yo soy tu y vos mío.

Que a fuerza de amor humano me abrase en amor divino.

La santidad sea camino que vaya de mí hacia mi hermano.

Que me dé sin tender la mano para cobrar un favor;
que me dé en salud y en dolor a todos, de tal suerte
que un día me encuentre la muerte sin nada más que el amor.

REFLEXIÓN DEL DÍA

Nuestro Señor Jesucristo instituyó a aquellos -como Judas Tadeo- que habían de ser guías y maestros de todo el mundo y administradores de sus divinos misterios, y les mandó que fueran como astros que iluminaran con su luz no sólo el país de los judíos, sino también a todos los países que hay bajo el sol, a todos los hombres que habitan la tierra entera.

Es verdad lo que afirma la Escritura: Nadie se arroga este honor, sólo lo toma aquel que es llamado por Dios.

Fue, en efecto, nuestro Señor Jesucristo el que llamó a Judas Tadeo y a los demás apóstoles a la gloria del apostolado, con preferencia a todos los demás.

Intencón personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

Proclamamos, Señor, que sólo Tú eres santo, sólo Tú eres bueno y nadie puede serlo sin tu gracia; por eso te pedimos que, mediante la intercesión de San.Judas Tadeo, nos ayudes a vivir de tal forma en el mundo, que nunca nos veamos privados de la gloria.

Por Cristo nuestro Señor.

Amén

Día 7

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Que mi voluntad esté a la tuya rendida,
así conoceré la medida de la mejor libertad.

Venid, Señor, y toma las riendas de mi albedrío,
de tu mano me fío y a tu mano me entrego,
que es poco lo que me niego si yo soy tu y vos mío.

Que a fuerza de amor humano me abrase en amor divino.

La santidad sea camino que vaya de mí hacia mi hermano.

Que me dé sin tender la mano para cobrar un favor;
que me dé en salud y en dolor a todos, de tal suerte
que un día me encuentre la muerte sin nada más que el amor.

REFLEXIÓN DEL DÍA

Los apóstoles, Judas entre ellos, fueron columnas y fundamento de la verdad; ya de ellos afirma el Señor que los envía como el Padre lo ha enviado a él, con las cuales palabras, al mismo tiempo que muestra la dignidad del apostolado y la gloria incomparable de la potestad que les ha sido conferida, insinúa también, según parece, cuál ha de ser su estilo de obrar.

Intencón personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

Proclamamos, Señor, que sólo Tú eres santo, sólo Tú eres bueno y nadie puede serlo sin tu gracia; por eso te pedimos que, mediante la intercesión de San.Judas Tadeo, nos ayudes a vivir de tal forma en el mundo, que nunca nos veamos privados de la gloria.

Por Cristo nuestro Señor.

Amén

Día 8

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Que mi voluntad esté a la tuya rendida,
así conoceré la medida de la mejor libertad.

Venid, Señor, y toma las riendas de mi albedrío,
de tu mano me fío y a tu mano me entrego,
que es poco lo que me niego si yo soy tu y vos mío.

Que a fuerza de amor humano me abrase en amor divino.

La santidad sea camino que vaya de mí hacia mi hermano.

Que me dé sin tender la mano para cobrar un favor;
que me dé en salud y en dolor a todos, de tal suerte
que un día me encuentre la muerte sin nada más que el amor.

REFLEXIÓN DEL DÍA

Si el Señor tenía la convicción de que había de enviar a sus discípulos como el Padre lo había enviado a él, era necesario que ellos, que habían de ser imitadores de uno y otro, supieran con qué finalidad el Padre había enviado al Hijo.

Por esto, Cristo, exponiendo en diversas ocasiones las características de su propia misión, decía: No he venido a invitar a los justos a que se arrepientan, sino a los pecadores. Y también: He bajado del cielo no para hacer mi voluntad, sino para cumplir la voluntad de aquel que me ha enviado. Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.

Intencón personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

Proclamamos, Señor, que sólo Tú eres santo, sólo Tú eres bueno y nadie puede serlo sin tu gracia; por eso te pedimos que, mediante la intercesión de San.Judas Tadeo, nos ayudes a vivir de tal forma en el mundo, que nunca nos veamos privados de la gloria.

Por Cristo nuestro Señor.

Amén

Día 9

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Que mi voluntad esté a la tuya rendida,
así conoceré la medida de la mejor libertad.

Venid, Señor, y toma las riendas de mi albedrío,
de tu mano me fío y a tu mano me entrego,
que es poco lo que me niego si yo soy tu y vos mío.

Que a fuerza de amor humano me abrase en amor divino.

La santidad sea camino que vaya de mí hacia mi hermano.

Que me dé sin tender la mano para cobrar un favor;
que me dé en salud y en dolor a todos, de tal suerte
que un día me encuentre la muerte sin nada más que el amor.

REFLEXIÓN DEL DÍA

Siguiendo la misión que le encomendó el Maestro, Judas invitó – e invita ahora – a los pecadores a que se arrepientan, y cura en nombre de Jesús a los enfermos de cuerpo y alma.

No buscó en el ejercicio de su ministerio su propia voluntad, sino la de aquel que lo envió para salvar al mundo con la doctrina que de Él había recibido.

Intencón personal de la novena

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

ORACIÓN FINAL

Proclamamos, Señor, que sólo Tú eres santo, sólo Tú eres bueno y nadie puede serlo sin tu gracia; por eso te pedimos que, mediante la intercesión de San.Judas Tadeo, nos ayudes a vivir de tal forma en el mundo, que nunca nos veamos privados de la gloria.

Por Cristo nuestro Señor.

Amén

5 minutos al día que cambiarán tu vida