Letanías al Sagrado Corazón

Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Responder a cada letanía:

Ten piedad de nosotros.

Padre Eterno, Dios de los cielos
Dios Hijo, Redentor del mundo
Dios Espíritu Santo
Santa Trinidad, un solo Dios

Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Padre
Corazón de Jesús, formado por el Espíritu Santo en el seno de la Virgen Madre
Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo de Dios
Corazón de Jesús, de majestad infinita
Corazón de Jesús, templo santo de Dios
Corazón de Jesús, tabernáculo del Altísimo
Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del cielo
Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor
Corazón de Jesús, hoguera ardiente de caridad
Corazón de Jesús, asilo de justicia y de amor
Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes
Corazón de Jesús, digno de toda alabanza
Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones
Corazón de Jesús, en quien están todos los tesoros de la sabiduría y de la ciencia
Corazón de Jesús, en quien habita toda la plenitud de la divinidad
Corazón de Jesús, en quien el Padre halló sus complacencias
Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido
Corazón de Jesús deseo de los eternos collados
Corazón de Jesús, paciente y de mucha misericordia
Corazón de Jesús, rico para todos los que te invocan
Corazón de Jesús, fuente de vida y de santidad
Corazón de Jesús, víctima por nuestros pecados
Corazón de Jesús, saciado de oprobios
Corazón de Jesús, despedazado por nuestros delitos
Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte
Corazón de Jesús, perforado por una lanza
Corazón de Jesús, fuente de toda consolación
Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra
Corazón de Jesús, víctima de los pecadores
Corazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan
Corazón de Jesús, esperanza de los que en ti mueren
Corazón de Jesús, delicia de todos los santos.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo
R.- perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo
R.- escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo
R.- ten piedad de nosotros.

Jesús, manso y humilde de corazón,
haz nuestro corazón semejante al tuyo.

ORACIÓN

Omnipotente y sempiterno Dios, mira al corazón de tu amado Hijo y a las alabanzas y satisfacciones que te dio en nombre de los pecadores, y concede propicio el perdón a los que imploran tu misericordia, en nombre de tu mismo Hijo Jesucristo, que contigo vive y reina en unión con el Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

Amén