Invocación a Nuestra Señora del Remedio

¡Virgen María, Madre del Remedio!

Reina de todos los ángeles y santos, abogada y esperanza nuestra.

Vuelve a nosotros tus ojos de misericordia.

Haz que vivamos siempre los principios Evangélicos
de servicio, libertad y amor hacia los demás.

¡Madre del Remedio! ¡Medianera nuestra, refugio nuestro!

Ruega por nosotros a tu Hijo Jesucristo
que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos

Amén

5 minutos al día que cambiarán tu vida