Breve Novena a la Virgen de Fátima

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo;
Os adoro profundamente, y te ofrezco
el precioso Cuerpo, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo,
presente en todos los tabernáculos del mundo,
en reparación de los ultrajes con que es ofendido.

Por los méritos infinitos de su sagrado Corazón,
y por la intercesión del Inmaculado Corazón de María,
os pido la conversión de los pobres pecadores,
y la gracia especial que solicito en esta novena.

Amén

Haga la petición de la gracia que desea obtener y rece un Ave María

5 minutos al día que cambiarán tu vida