Peregrino (Peregrini) Laziosi

San Peregrino

Patrón de los enfermos de cáncer

1260-1345

Memorial: 1 Mayo

Nacido en Forli, Italia de una familia acomodada. En su juventud fue muy violento, se envolvió en la política en un partido que rechazaba al Papa. Su carácter parece haber sido como el de San Pablo. Pero Dios tiene caminos para hombres así cuando el corazón es noble.

Durante una revuelta, el Papa envió a San Felipe Benizi como mediador. Este fue golpeado en el rostro por Peregrini y Felipe ofreció la otra mejilla. Peregrino quedó impresionado y se arrepintió, convirtiéndose al catolicismo. Ya convertido, San Peregrini fue un gran líder que llevó a muchos a Cristo.

Por medio de visiones, la virgen le indicó que fuese a Siena y se uniera a la Orden de los Servitas. Allí fue S. Felipe Benizi quién lo recibió en los Servitas. (S. Felipe Benizi es modelo de reconciliación). Peregrini hizo mucha penitencia, observando una vida de silencio y soledad. Mas tarde fue enviado a Forli para fundar una casa de la Orden.

Fue un sacerdote modelo con gran fama de predicar con fervor y de confesor.

Sufrió de cáncer en un pie por lo que decidieron amputárselo. La noche antes de la operación se la pasó en oración. Al día siguiente estaba completamente sanado. Por este milagro su fama creció.

Murió en Forli, 1345 a la edad de 85años y fue canonizado por el Papa Benedicto XIII en 1726.

Se destacó por su amor a la cruz.

Es patrón de los enfermos de cáncer, habiendo sido el mismo sanado de esa enfermedad.

Su cuerpo está incorrupto.

Oración a San Peregrino (Patrono de los enfermos de Cáncer)

¡Oh, San Peregrino!, a quien llaman “El Hacedor de Maravillas”, por los numerosos milagros que obtienes de Dios para todos los que recurren a ti: tú que por muchos años padeciste una cancerosa enfermedad que carcomió tus tejidos y destruyó las fibras de tu ser, que tuviste alivio cuando todos los recursos humanos no te daban esperanza; tú que fuiste favorecido viendo a Jesús bajar de la cruz para sanar tu enfermedad, pide a Dios y a la Santísima Virgen la cura para estas personas a quienes ahora te encomiendo (diga el nombre de las personas enfermas). Ayudados así por tu poderosa intercesión, te pedimos nos ayudes a alcanzar la bondad y misericordia de nuestro Señor Jesucristo.

Amén

(Padrenuestro, Avemaria, Gloria)