Willibrord

San Willibrord

658 AD – 7 de noviembre, 739

Fiesta: 7 de Noviembre

Holandés

Patrón contra la epilepsia

Obispo de Utrecht, Apóstol de los Frisianos, e hijo de San Hilgis; nació en Northumbria, en 658 y murió en Echternach, Luxemburgo, el 7 de noviembre de 739. Willibrord realizó sus primeros estudios en la Abadía de Ripon cerca de York, como discípulo de San Wilfredo, y luego entró en la orden benedictina.

Cuando tenía veinte años de edad fue a Irlanda y estuvo doce años en la Abadía de Rathmelsigi (identificado por algunos como Mellifont y Co. Louth) bajo San Egbert. De allí, tanto Willibrord como once más de sus compañeros, fueron recibidos en la misión de Frisia, a requerimiento de Pepin. Llegaron a Utrecht, pero no permanecieron en ese lugar. En 692 Willibrord fue a Roma y recibió la autorización apostólica, retornando luego a sus labores misioneras.

Como un deseo de Pepin, fue una segunda vez a Roma, donde fue consagrado como Obispo de Frisians por Sergio III (21 de noviembre de 695) en la Iglesia de Santa Cecilia, dándole el nombre de Clemente.

También recibió el palium del papa. A su regreso, trabajó entre la gente que le asignaron, a fin de promover a las personas que desarrollarían un futuro trabajo apostólico; fundó un monasterio en Utrecht, donde también construyó una iglesia en honor al Santo Redentor, e hizo su catedral. En 698 estableció una abadía en la Villa Echternach en Sure; esta villa había sido presentada a él por Santa Irmina, hija de San Dagoberto II, la donación fue legalmente confirmada en 706.

Cuando Radbod ganó posesión de todo Frisia (716) Willibrord fue obligado a irse y Radbod destruyó la mayor parte de las iglesias, reemplazándolas con templos para los ídolos, y matando a muchos misioneros.

Willibrord y sus compañeros hicieron viajes entre Maas y Waal, al norte de Brabant, en Thuringia y Geldria, pero se encontraron sin éxito en Dinamarca y Helgoland. Luego de la muerte de Radbod regresó (719) y reparó los daños que se habían hecho; en este trabajo contó con la hábil asistencia de San Bonifacio.

Numerosas conversiones fueron producto de su labor. Willibrord frecuentemente se retiró a la Abadía de Echternach para atender más en particular su propia alma; fue enterrado en el oratorio de esta abadía, y casi inmediatamente de su muerte fue honrado como un santo. Algunas de sus reliquias fueron distribuidas en varias iglesias, pero la mayor parte de ellas permanecen en la Abadía.

El 19 de octubre de 1031, las reliquias fueron colocadas en una urna bajo el altar mayor de la nueva basílica. Su festividad se celebra el 7 de noviembre en Inglaterra, por orden de León XIII, el 29 de noviembre. Desde que fue sepultado en Echternacht, su tumba se ha constituido en lugar de peregrinación, y Alcuin menciona milagros que han ocurrido allí. La vieja iglesia fue restaurada en 1862 y consagrada en septiembre de 1868.

Otra solemne mudanza de las reliquias tuvo lugar el 4 de junio de 1906, desde la iglesia de San Pedro a la nueva basílica. En esta ocasión se tuvo una procesión anual de santos danzantes (véase ABADIA DE ECHTERNACH, la procesión danzante). Asistieron cinco obispos; se tuvo la participación de 2 guardias suizos, 16 personas como guardia, 3045 cantantes, 136 sacerdotes, 426 músicos, 15,085 danzantes y 2032 personas en oración

.

No se tiene certeza de algún escrito atribuido a San Willibrord, excepto una nota marginal en el Calendario de Echternach, en el que se proporcionan datos cronológicos. Su testamento que es probablemente genuino se tiene en “Acts SS.” III, Nov, 631. En la Biblioteca Nacional de París (No. 9389) se tiene una copia de los Evangelios bajo en nombre de Willibrord. Se trata de un viejo manuscrito irlandés y fue probablemente llevado allí por Willibrord desde Irlanda.

5 minutos al día que cambiarán tu vida