Cucufato

San Cucufato

Cucufate

Mártir

“Sant Cugat” en catalán

No aparece en el calendario litúrgico.

Según la tradición, documentada desde el siglo IV, San Cucufato (Sant Cugat en catalán) nació en Scillis (provincia de Cartago, norte de Africa). Junto con san Félix fue misionero y posiblemente ambos eran diáconos de la Iglesia de Cartago. Llegaron a Barcelona (España) a finales del siglo III. Ambos murieron mártires durante la persecución del emperador Galerio. Felix murió en Gerona y Cucufato en el Castrum Octavianum (hoy Sant Cugat del Vallés, a unos 20 minutos de Barcelona), en el 304. Allí se construyó una pequeña iglesia para venerar sus restos mortales. En el mismo lugar se construyó el monasterio de San Cugat que tiene su origen en el siglo IX.

Según las leyendas el santo venció milagrosamente numerosos esfuerzos para matarlo hasta que Dios le concedió su deseo de morir mártir.

Nada tiene que ver la Iglesia con ciertas supersticiones y fábulas, algunas muy vulgares, en las que se usa el nombre de San Cucufato.