Acordaos (Memorare)

Oración de San Bernardo

Acordaos, ¡Oh, piadosa Virgen María!, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a Ti, implorado tu asistencia y reclamado tu socorro, haya sido abandonado de Ti.

Animado con esta confianza, a Ti también acudo, ¡Oh, Virgen Madre de las vírgenes!, y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante tu presencia soberana. No desechéis, ¡Oh, Madre de Dios!, mis humildes súplicas; antes bien, escuchadlas y atendedlas favorablemente.

Así sea.

5 minutos al día que cambiarán tu vida