Novena a San Expedito

Primer día (10 de abril): Juventud

San Expedito
San Expedito

Señal de la Santa Cruz

Acto de contrición

¡Glorioso San Expedito!, grandes han sido los méritos de tu inquebrantable fe, vuelca en nosotros tus virtudes y haz que a imitación tuya prefiramos las delicias celestiales sobre las tentaciones del mundo.

Sed nuestra guía y ayúdanos a transitar con esperanza nuestra vida terrenal. Te pedimos fervorosamente alivio para los que sufren y tu intercesión ante Jesús, nuestro Salvador, para que abra las puertas del cielo a las almas que aguardan en el purgatorio. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Pedir en silencio la gracia que se desea alcanzar.

San Expedito, conserva en mí un corazón joven, motivado por las cosas nuevas que surgen en mi vida diaria. Hoy que recurro a ti con la esperanza de que me ayudes en esta situación que debo resolver urgentemente. Te pido que irradies mi corazón de optimismo, para que pueda descubrir cada día aquellos momentos que son únicos e irrepetibles, como señales de Nuestro Señor.

Bríndame esa capacidad para descubrir nuevas alternativas, donde hoy solo veo confusión y cansancio. Escucha mi llamado y atiende mi pedido, porque te necesito. Lleva mis oraciones al Señor para que Él haga en mí su voluntad.

San Expedito, valiente defensor de la Iglesia de Cristo, ruega por nosotros que recurrimos a ti.

Padre Nuestro, tres Ave María y un Gloria.

Señal de la Santa Cruz.