Novena a Santa Catalina de Siena

PRIMER DÍA (20 de abril)

Santa Catalina de Siena
Santa Catalina de Siena

ORACIÓN INICIAL

En el Nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Señor Dios Nuestro, que diste a Santa Catalina de Siena el don de entregarse con amor a la contemplación de la pasión de Cristo y al servicio de la Iglesia, haz que, por su intercesión, el pueblo cristiano viva siempre unido al misterio de Cristo, para que pueda rebosar de gozo cuando se manifieste su gloria. Te lo pedimos por Nuestro Señor Jesucristo, tu hijo. Amén.

LECTURA: Tomada de la vida de Santa Catalina.

DEVOCIÓN DE SANTA CATALINA A LA VIRGEN MARÍA

Santa Catalina amaba mucho a la Santísima Virgen; desde los 5 años había aprendido a rezar el Ave María, y la repetía muchas veces subiendo y bajando las escaleras de su casa, arrodillándose a cada escalón. Ella, era una niña alegre, viva y graciosa; su madre, tuvo siempre un gran apego hacia ella, y de hecho intentó de muchas maneras poner obstáculos a su deseo de consagración a Dios. Cuando Catalina deseaba estar a solas para orar y encontrarse con Dios, en todo parecía que volaba, haciendo todas las cosas como un rayo; su mamá se quedaba asombrada y espantada al ver aquella extraordinaria rapidez.

Catalina se entregaba y respondía cada día a la gracia de Dios, y Él cada vez la llenaba de mayores gracias.

REZO DEL SANTO ROSARIO

(Se rezan los misterios que toquen ese día y las letanías, al finalizar se lee lo siguiente)

COMPROMISO DE ESTE DÍA:

Como Jesús y a ejemplo de Santa Catalina, debemos tener dedicación, fervor y celo por hacer la voluntad de nuestro Padre Dios y lo que nos una más a Él.

ORACIÓN FINAL

Escucha Señor nuestras plegarias y concede a los que celebramos la Fiesta de Santa Catalina de Siena, Virgen, crecer siempre en tu amor y perseverar hasta el fin. Por Nuestro Señor Jesucristo tu hijo que contigo vive y reina, por los siglos de los siglos. Amén.