Novena a Santa Catalina de Siena

CUARTO DÍA (23 de abril)

Santa Catalina de Siena
Santa Catalina de Siena

ORACIÓN INICIAL

En el Nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Señor Dios Nuestro, que diste a Santa Catalina de Siena el don de entregarse con amor a la contemplación de la pasión de Cristo y al servicio de la Iglesia, haz que, por su intercesión, el pueblo cristiano viva siempre unido al misterio de Cristo, para que pueda rebosar de gozo cuando se manifieste su gloria. Te lo pedimos por Nuestro Señor Jesucristo, tu hijo. Amén.

LECTURA: Tomada de la vida de Santa Catalina.

TENTACIONES Y LUCHA DE SANTA CATALINA CONTRA LOS DEMONIOS

Queriendo imitar a Santo Domingo, Catalina se flagelaba con una cadena de hierro tres veces al día; una por ella, otra por los vivos y la tercera por los muertos.

Los demonios, enemigos espirituales del alma, la tentaban seguido con pensamientos, sueños, o figuras obscenas. Catalina entristecía al punto de sentirse abandonada por el Señor, y aún con todo esto, la Santa no dejaba de rezar y hacer penitencia, sabiendo que con estas armas, podía vencer al enemigo.

Catalina había pedido al Señor que le diera el don de fortaleza, y sabía que para obtenerlo, sería necesario soportar con ánimo las tentaciones. Un día, a uno de los demonios que la amenazaba con perseguirla para toda la vida, la Santa le dijo: “En mi vida, he elegido los dolores, y no me será difícil soportar éstos, junto con otras persecuciones en el nombre de Jesús, hasta que Dios lo permita. Y ésta será mi alegría”.

Con esta respuesta, la legión de demonios que la tentaban, salieron huyendo, y una gran luz iluminó la recámara; en la luz estaba Jesús crucificado y sangrando; la llamó y le dijo: “Hija mía Catalina, tanto he sufrido yo por ti, no te apenes al sufrir tú por mí”.

REZO DEL SANTO ROSARIO

(Se rezan los misterios que toquen ese día y las letanías, al finalizar se lee lo siguiente)

COMPROMISO DE ESTE DÍA:

Cuando un alma se fortalece en la oración, buscando la unión con Dios, tendrá tentaciones, pero saldrá victoriosa en su amor por Dios; esto es lo que nos muestra Santa Catalina, que imitó a Cristo en sus tentaciones.

ORACIÓN FINAL

Escucha Señor nuestras plegarias y concede a los que celebramos la Fiesta de Santa Catalina de Siena, Virgen, crecer siempre en tu amor y perseverar hasta el fin. Por Nuestro Señor Jesucristo tu hijo que contigo vive y reina, por los siglos de los siglos. Amén.