San Bartolomé

San Bartolomé

También llamado “Natanael”

Apóstol

Fiesta: 24 de agosto

Etim. “hijo de Tolomai”

Bartolomé es uno de los 12 Apóstoles (Mt 10,3).

El apóstol Felipe lo llevó a Jesús. Bartolomé es la misma persona que Natanael, mencionado en el Evangelio de San Juan, donde nos dice que era de Caná. (Jn 21,2)

Los Hechos de los Apóstoles mencionan también su presencia en Pentecostés (1,13).

Sigue leyendo San Bartolomé

Santa Rosa de Lima

Santa Rosa de Lima

Virgen

“Rosa de Santa María”

Patrona de América, Perú y las Filipinas

Fiesta: 30 de agosto

El día en que su madre le reprendió por atender en la casa a pobres y enfermos, Santa Rosa de Lima le contestó: “Cuando servimos a los pobres y a los enfermos, servimos a Jesús. No debemos cansarnos de ayudar a nuestro prójimo, porque en ellos servimos a Jesús”. (Catecismo de la Iglesia Católica, 2449)

BREVE

Nació en Lima (Perú) el año 1586; cuando vivía en su casa, se dedicó ya a una vida de piedad y de virtud, y, cuando vistió el hábito de la tercera Orden de santo Domingo, hizo grandes progresos en el camino de la penitencia y de la contemplación mística. Murió el día 24 de agosto del año 1617.

Sigue leyendo Santa Rosa de Lima

San Bernardo de Claraval

San Bernardo de Claraval

Clairvaux

Fiesta: 20 de agosto

1090-1153

Abad Cisterciense, Doctor de la Iglesia

Etim. de Bernardo: “Batallador y valiente”. (Bern = batallador; Nard = valiente)

Nacido en Borgoña, Francia. Llamado “Mellifluous Doctor” (boca de miel) por su elocuencia. Famoso por su gran amor a la Virgen María. Compuso muchas oraciones marianas. Fundador del Monasterio Cisterciense del Claraval y muchos otros.

Sigue leyendo San Bernardo de Claraval

San Juan Eudes

San Juan Eudes

1601-1680

Fiesta: 19 de agosto

Promotor del amor a los Corazones de Jesús y de María

Llamado por el Papa “Padre, Doctor y Apóstol del culto litúrgico a los Sagrados Corazones”.

Primero que organizó y celebró la fiesta del Corazón de Jesús y del Corazón Inmaculado de María.

Fundador de las Congregaciones de Jesús y María y de Nuestra Señora de la Caridad del Refugio.

Sigue leyendo San Juan Eudes

San Alberto Hurtado

Alberto Hurtado S.J.

San Alberto Hurtado Cruchaga S.J.

Sacerdote, (1901 – 1952)

Chile. Fiesta: 18 agosto

Libros recomendados: “Un Fuego que Enciende otros Fuegos, Pensamientos Escogidos del Padre Hurtado”, “Disparo a la eternidad” (Ejercicios espirituales escritos por el santo).

Beatificado 16 de Octubre de 1994 por S.S. Juan Pablo II.

Canonizado 23 de Octubre del 2005 por su Santidad Benedicto XVI.

“No descansen mientras haya un dolor que mitigar” P. Hurtado

“Contento Señor, Contento” P. Hurtado

“¿Podrá también en nuestros días el Espíritu suscitar apóstoles de la estatura del Padre Hurtado, que muestren con su abnegado testimonio de caridad la vitalidad de la Iglesia? Estamos seguros que sí; y se lo pedimos con fe”. (S.S. Juan Pablo II, en Chile 1987).

Sigue leyendo San Alberto Hurtado

Santa Beatriz de Silva

Santa Beatriz de Silva

Nacida en Portugal

1424-1491

Fundadora de las Monjas Franciscanas de la Santísima Concepción de María

HOMILÍA DE S.S. PABLO VI EN LA MISA DE SU CANONIZACIÓN (3-X-76)

El día 3 de octubre de 1976, el papa Pablo VI canonizó a Beatriz de Silva, Fundadora de las Monjas Franciscanas de la Santísima Concepción de María. Durante la Misa, pronunció la siguiente homilía.

Nos resulta imposible tejer el breve elogio de la nueva Santa, acostumbrado en el momento de una canonización, que parece proyectar los rasgos de una faz gloriosa ante nuestra mirada jubilosa, porque, de la misma manera que el rostro extraordinariamente bello y puro de Beatriz de Silva permaneció oculto durante largos años de su vida terrena hasta su bienaventurada muerte, así también demasiados aspectos de su biografía sólo han llegado hasta nosotros de forma refleja, en la documentación histórica, como «per speculum in aenigmate», a través de la cual se trasparenta como figura inocente, humilde y luminosa, a pesar de no conceder a nuestra humana, pero legítima curiosidad, ningún signo de expresión personal. Vienen a los labios las palabras de Dante: «¿Dónde está Beatriz?» (Par. 32,85); o aquellas otras palabras bíblicas, en las que se percibe el eco de un amor místico: «Paloma mía,… muéstrame tu rostro, déjame oír tu voz, porque tu voz es suave y hermoso tu rostro» (Cant 2,14). De hecho, ninguna palabra de esta Santa ha llegado hasta nosotros en sus sílabas textuales y, por tanto, ningún eco de su voz; y tampoco ningún escrito de su mano, ningún retrato de su rostro, demasiado bello según se dijo, para que en sus años jóvenes no fuera causa de turbación. Ni siquiera un estatuto definitivo de la Regla para la familia religiosa que ella fundó, inaugurando con su muerte el nacimiento de la misma.

Sigue leyendo Santa Beatriz de Silva

5 minutos al día que cambiarán tu vida