San Lucas

San Lucas, Evangelista

Etim. Del latín, Lucas, del griego, Loukas. “Portador de luz”

Fiesta: 18 de octubre

Su símbolo es un toro o novillo

Autor del tercer Evangelio y de los Hechos de los Apóstoles, en el que se narran los orígenes de la vida de la Iglesia hasta la primera prisión de Pablo en Roma.

Posiblemente escribió entre 70AD y 80AD. Probablemente en los dos años que San Pablo estuvo preso Cesarea (Hechos 20, 21).

Se destaca como evangelista y como historiador.

Sigue leyendo San Lucas

San Ignacio de Antioquía

San Ignacio de Antioquía

Obispo, mártir, Padre Apostólico

Nace entre años 30 al 35 AD, muere C 107AD

Fiesta: 17 de octubre

San Ignacio de Antioquía fue discípulo directo de San Pablo y San Juan.

Segundo sucesor de Pedro en el gobierno de la Iglesia de Antioquía.

El primero en llamar a la Iglesia “Católica”.

Sus escritos demuestran que la doctrina de la Iglesia Católica viene de Jesucristo por medio de los Apóstoles.

Esta doctrina incluye: La Eucaristía; La jerarquía y la obediencia a los obispos.

La presidencia de la iglesia de Roma.

La virginidad de María y el don de la virginidad.

El privilegio que es morir mártir de Cristo.

Condenado a morir devorado por las fieras, fue trasladado a Roma y allí recibió la corona de su glorioso martirio el año 107, en tiempos del emperador Trajano. En su viaje a Roma, escribió siete cartas, dirigidas a varias Iglesias, en las que trata sabia y eruditamente de Cristo, de la constitución de la Iglesia y de la vida cristiana. Ya en el siglo IV, se celebraba en Antioquía su memoria el mismo día de hoy. (Del Oficio de Lectura, 17 Octubre)

Sigue leyendo San Ignacio de Antioquía

San Longino

San Longino

Fiesta: 15 de Marzo (no aparece en el calendario litúrgico actual).

El evangelio (San Marcos 15, 29) narra que un centurión traspasó con su lanza el Corazón de Jesús del que brotó sangre y agua. Según la tradición ese centurión se llama Longino y es de la ciudad de Lanciano.

En Lanciano se encuentra el gran Milagro Eucarístico en el que una Hostia no solo se convirtió en la Cuerpo y Sangre de Jesús como siempre ocurre, sino además ocurrió de manera visible y científicamente verificable: Milagro Eucarístico de Lanciano.

Sigue leyendo San Longino